Encontrándome: Mi liberación emocional

Knowmad “Trabajadores del Futuro” y tu ¿Eres uno?
29 Octubre, 2016

Escribí esto por la necesidad de liberar mis emociones, exactamente lo comencé a escribir en Mayo del 2015, lo pongo a la luz ahora que me decidí por fin hacer mi blog y quise incluir esta parte para que me conocieran a profundidad.

Encontrándome: La primera experiencia de viaje sola fuera del país que marco en mi vida un antes y un después.

Diciembre del 2014, mi primer viaje sola. Gracias a una amiga deje de pasar un verano en las playas de Lima para aventurarme un pueblo hermoso llamado Sun Valley en USA lleno de nieve y mucho sol también. Recuerdo que investigue mucho el destino que iba a visitar, estaba muy emocionada y ansiosa en que llegara mi  fecha de partida. Estando en el aeropuerto con mis padres y hermanos (somos 5 hermanos y unos padres muy sentimentales) me sentía demasiado emocionada pero más que todo sentía esa sensación de expectativas creadas en tu mente antes de un viaje y la ilusión que todo fuera tan hermoso y especial cuando me encontrara allá. Tenía siempre conmigo mi diccionario…aun mi ingles no era muy avanzado que digamos jaja y bueno tenía un par de textos también por si me preguntaban algo en el aeropuerto. Mi destino final sería el estado de Idaho, Sun Valley, tuve unas cuantas escalas antes, la primera fue en México luego Los Ángeles donde me quede por 2 semanas y finalmente Salt Lake City en donde me recogerían para dirigirme a Sun Valley.

A mi llegada, todo estaba mejor de lo que me había imaginado, paisajes increíbles, mi trabajo era increíble (tienda de chocolates!!!) y la gente que iba conociendo poco a poco se fueron convirtiendo en mi nueva familia, esta demás decir que hasta ahora lo siguen siendo, el destino siempre termina poniendo en tu camino a personas que irán marcando de alguna u otra forma tu vida a través de sus experiencias.

Luego de esos tres inolvidables meses llego el momento de volver a casa, a mi regreso a Perú lo único que pensaba era ver la forma de como sentir de nuevo esas experiencias nuevas que traen los viajes a tu vida. Y es que saber que a mi retorno a Lima tenía que volver a mi rutina no me alentaba mucho que digamos. A mi regreso sentí diferentes etapas que lo podría resumir así:

Etapa I: Volviendo a lo anterior

Suena lógico que tenga que volver a lo anterior ya que sabía que este viaje duraría solo tres meses, pero particularmente desperté en mí las ganas de agregarle un nuevo ingrediente a lo anterior. Llegue a Perú y lo tenía muy claro y planeado, quería dedicarme a algo que me permitiera viajar. Mi situación era diferente… y es que imagínense ya había terminado una carrera, que si bien es cierto podía llevarme a viajar mucho pero no con la libertad que yo me estaba proponiendo, tenía un futuro por delante en un trabajo con la posibilidad de desarrollar una línea de carrera, pero algo paso conmigo al retorno de ese viaje que hizo que me planteara un tema muy enserio y ese era: ¿Este es el camino que me llevara a la vida que deseo vivir? luego de ese viaje las ideas acerca de la necesidad de asegurarse un buen trabajo una vez graduado y seguir una serie de pasos para ir por el “camino correcto” empezaron a cuestionarse muy seriamente y poco a poco pensar en este tema se tornó algo rutinario (bastante rutinario), no podía entender como antes no me había tomado tan enserio el saber a profundidad acerca de ¿Cuáles son mis pasiones y el trabajo que quiero y me haga feliz?  Si le hecho una mirada a mi yo tiempo atrás y lo analizo, claramente entiendo cuál era mi situación, existe una regla muy marcada en nuestra sociedad donde se asume que un joven de 16 años está en la capacidad de decidir su futuro profesional. En realidad muchos de nosotros en ese momento no sabemos que esa es una decisión seria y que implica en buena parte tu futuro. Si la tienes clara de joven, sabes que es lo que te apasiona y no quieres esperar más tiempo para ponerlo en acción y aprender más en la universidad, instituto, calle o el lugar de aprendizaje que decidas, me parece genial y adelante a seguir tu camino. Tal situación, en ese momento no era mi caso, volviendo al ahora, no me arrepiento en lo absoluto de haber estudiado lo que estudie a pesar de no ejercerlo tengo muchos amigos, contactos y experiencias que me marcaron y no olvidaré, la vida continua y los sueños te exigen que los escuches.

El primer mensaje que te quiero dar en esta Etapa I es por favor conócete lo más que puedas: vive nuevas experiencias a través principalmente de los viajes, ten curiosidad por saber más de ti; de lo contrario no sabrás explotar por completo todo lo que puedes dar, no dudes que allá afuera te esperan cosas increíbles y por último, sal de tu zona de confort y experimenta algo nuevo, no te quites tu tesoro más valioso ese que algún día tuvo nombre y apellido, TUS SUEÑOS. Cuestiónate siempre si estas siguiendo el camino que verdaderamente tu deseas seguir, y si aún no tienes la menor idea de saber lo que deseas para ti en realidad o en lo que eres verdaderamente bueno como me paso a mí, reconoce ese miedo de sentirte así ASÚMELO y AFRONTALO, tu eres más grande, ALÉGRATE porque te permitirás experimentar muchas situaciones para conocerte y descubrir más de ti, pero nunca te des por vencido (a). Para terminar te dejo esta frase que me dijeron:

La vida es demasiado corta como para tener el trabajo equivocado

Etapa II: Y ahora qué hago?

Bueno una vez dicho a mí misma que la vida que quiero vivir es la de viajar ilimitadamente me decidí a elaborar el plan A, B, C y hasta la Z para pensar en las posibilidades que me podían llevar a lograrlo. Admito, aún no estaba viendo todas las aristas de mi situación. El miedo a no decepcionar a mis padres y darles una noticia de que quiero viajar porque sí, me llevo a decir que lo deseaba para continuar mi aprendizaje universitario lo cual me hizo investigar acerca diversos master, cursos, intercambios todos en el extranjero. Llene mi bandeja de entrada a más no poder, recuerdo que recibía llamadas de muchos países, pero no concretaba nada de nada. Y es en un día donde me digo BASTA, que estoy buscando? estudiar realmente ? , o sinceramente mi fin era solo viajar…y bueno la respuesta me la di yo misma, no veía la hora de tener de nuevo todos esos regalos que te generan el viajar, conocer personas de todo el mundo, conocer nuevas culturas, visitar lugares nuevos, aprender muchísimo y aprender muchísimo de mi, generar y generarte felicidad pura. Sentí que me volví un poco obsesionada con la idea de querer emprender ese viaje sin boleto de regreso que me hizo investigar a profundidad en facebook si existen personas haciendo eso, la sorpresa que me di fue en DEMASÍA existen muchas personas haciendo esto, me hice seguidora y fan en fb de diferentes bloggers de viaje y hasta me reuní con uno de ellos 🙂

Pasaron los meses y fue entonces que me arriesgue y un día común y corriente le comente a mi papa acerca de lo que deseaba hacer, el tranquilo y muy directo como siempre me respondió. De su respuesta, me marco esta frase “Eres muy soñadora hija”… No lo cuestioné… pero si que lo reflexione y mucho!

Etapa III: Encontrándome en acción

Aquí es donde me encuentro ahora, para esta etapa 3 fases me acompañan: Fase 1: Conócete a ti mismo para moldear el mundo que te rodeaFase 2: Solo haz algo si estas motivada o motivado y Fase 3: Pon en acción tu propósito generando un impacto positivo en los demás. La fase 1 para mí la más importante, te aconsejo siempre auto cuestionarte cuando lo creas necesario, no le tengas miedo a tus respuestas! Ya sabes, conocerte a profundidad puede permitirte hacer cosas que jamás las hubieras hecho antes por miedo o porque no tenías idea que eras capaz de hacerlo.

Ahora bien, Hazme y hazte un favor, no te engañes acerca de lo contento (a) que estas por un trabajo si solo te hace feliz por lo bien que te pagan. El trabajo deja de sonar a “trabajo” si hay motivación de por medio, saber a dónde vas y disfrutar el camino para llegar a esa meta, es el viaje más feliz que puedes darte. Date la oportunidad de afrontar un nuevo reto en el que verdaderamente te sientas motivada por poner en descubierto tu talento y tu actitud. Por último y más importante, pon en acción eso que se te da bien, pero especialmente aquellas cosas que se te da bien y disfrutas tanto que no mides el tiempo que pasas en estas. En mi caso estar insatisfecha con lo que estaba haciendo me llevo a buscar que es lo que verdaderamente quiero…“La insatisfacción es la llave del cambio”.

Dar el primer paso es lo que más nos cuesta, pero les aseguro que se viene el mejor momento de sus vidas una vez hecho.

Hasta aquí llego con esta parte de mi historia, lo que se viene lo iré contando a detalle en mi blog. Sacar a la luz esta parte de mí me hace sentir bien conmigo misma, primero porque expreso lo que sentí y así no me lo guardo solo para mí y segundo para ayudarte, si es que he podido, con alguno de mis consejos ¡Nos vemos pronto!

Shares